Perspectiva histórica



 
Funeraria La Veracruz - Servicios fúnebres
 
54 Años que son historia 1962 -2016
Don Marco se vino de Sogamoso y llegó a Bogotá el día que mataron a Gaitán. Era un obrero experto en fabricar cajones para entierros y continúo con su tarea. Las prestigiosas funerarias de aquellos tiempos siempre le encargaban sus pedidos.

Trabajaba día y noche hasta que se le ocurrió montar su propio negocio en 1962 y en aquella casa señalada con 12 – 60 de la calle 27 sur un poco remodelada y cambiada de fisonomía en su frente, sigue a un hoy en día creciendo su idea.

Don Marco era muy conocido y tan buena persona, ya que muchos de sus servicios eran pagados de palabra porque de dinero nada.

 
Murió en 1974 y sus hijos se hicieron a cargo del taller y con empuje y unión, los seis hermanos salieron adelante. Hoy la funeraria está a la altura de las mejores de Bogotá. Cuenta con 4 salas para velación y capacidad aprox. de 120 personas por sala y todos los servicios que se necesitan para estos casos.

Milton, Alberto y Miriam, los tres mayores, son los que hoy administran el establecimiento, y de los tiempos de su papá conservan la camioneta GMC, Chevrolet Modelo 55 que los clientes reconocen como símbolo de la funeraria. Claro que los primeros servicios que presto Don Marco fue en una carroza alquilada tirada por dos caballos blancos percherones…

Escrito por EL TIEMPO en 1982

Desde su fundación La Veracruz no ha parado de crecer, las salas de velación son amplias y con gran capacidad de gente, cuenta con parqueadero totalmente gratuito para sus visitantes, dando cumplimiento a los requerimientos que exige el POT distrital.